Bandas en la frontera Colombo Ecuatoriana el gran peligro que todos sienten

frontera norte

Las parroquias de las provincias de Esmeraldas, Carchi y Sucumbíos piden un mayor control ante la amenaza. Aún no hay grandes rastros de su presencia

El ambiente en la frontera norte, desde Esmeraldas hasta Sucumbíos, es de incertidumbre, de alerta y de cuidado. La razón: la presencia de grupos criminales, algunos al servicio del narcotráfico, de los que muchos hablan en voz baja en las zonas rurales ecuatorianas de que están ocupando los corredores dejados por los hoy desmovilizados guerrilleros de las FARC en el territorio colombiano, pero de los que nadie se atreve a hablar abiertamente.

La declaración del líder máximo del grupo guerrillero, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, de que las bandas paramilitares expanden sus dominios en los ríos limítrofes, no sorprende a los habitantes del filo de la frontera entre Ecuador y Colombia, en donde es mejor ver, oír y callar.

Nixon Quiñónez Castillo, presidente de la agrupación de Juntas Parroquiales de Esmeraldas, cuenta que existe preocupación por lo que pueda pasar en el futuro en los cantones fronterizos de Eloy Alfaro y San Lorenzo, donde el control militar no desmaya, pero sienten que no está pasando lo mismo en el territorio colombiano, en los espacios dejados por los guerrilleros.

“Hay temor e incertidumbre porque al otro lado no hay presencia militar ni policial”, cuenta Emilio Orbe, vocal de la junta parroquial de Chical (provincia de Carchi), asentada en la ribera sur del río San Juan, que sirve de línea divisoria entre los dos países.

Orbe recuerda que es por la carretera ecuatoriana que sus vecinos se aprovisionan y sacan su producción agrícola hacia los mercados porque del otro lado no hay vías carrozables.

El paso de los habitantes de Chical, Maldonado y de los vecinos de las veredas colombianas es vigilado de cerca por dos destacamentos militares, que tiene un puesto de control en la única vía de acceso a Tulcán.

El control militar se mantiene inalterable en las otras carreteras que permiten el paso de colombianos al territorio ecuatoriano, dice Ramón Cobeña, presidente de la junta parroquial de General Farfán (Sucumbíos), levantada a orillas del río San Miguel, que también sirve de límite natural entre Ecuador y Colombia, pero en el lado oriental.

Cobeña dice que el número de militares creció hace cuatro meses, cuando empezó a hablarse de un nuevo grupo de comuneros que estaban apoderándose de los espacios dejados por las FARC, en el sector de Pacayacú y Puerto Nuevo, que también están asentadas a orillas del San Miguel. Hubo detenidos.

Precisamente, es en la provincia de Sucumbíos donde más se habla de los grupos irregulares armados que no son ni las FARC ni el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Con este último, el gobierno de Colombia inició un diálogo de paz en este mes en Quito.

De las bandas delincuenciales, dedicadas a la extorsión y al tráfico de drogas, también ha oído hablar Belisario Dahua, presidente de la Junta Provincial de Santa Cecilia y titular de la agrupación de gobiernos parroquiales de Sucumbíos.

Por ello su pedido a las autoridades ecuatorianas -también a las colombianas- de que exista una mayor presencia militar a ambos lados, como única manera de frenar lo que sea que esté creándose en la frontera norte.

El sonar de las alertas

Las alertas de la expansión de las bandas criminales, tras el repliegue de los guerrilleros de las FARC, llegan de todos lados, desde hace varios meses, y han sido replicadas por medios de comunicación como El PAIS de España. Unas han sido encendidas por pobladores fronterizos que secretamente han hablado de actividades sospechosas y de grupos irregulares armados al servicio del narcotráfico. Otras las ha prendido el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, quien asegura que las bandas criminales se han apoderado de los ríos fronterizos; y los informes de organizaciones no gubernamentales de Colombia, como la Fundación Paz y Reconciliación y Unión por la Paz, que alertan sobre la preocupante situación en los territorios abandonados por los subversivos de las FARC.

http://www.expreso.ec/actualidad/las-bandas-en-la-frontera-el-gran-peligro-que-todos-sienten-NF1351780

También te puede interesar...

Loading...

0 comentarios

Deje su mensaje

Síguenos

Emilio Palacio

Investigación Dr. San Soberano

Estuardo Melo

Patricio Haro Ayerve

Dr José Luis Guerrero Martínez

Mario Pazmiño Silva

Carlos Rivera

Adrian Zabala

Carlos Sagnay De La Bastida

Jeanette Hinostroza