Emigrantes cubanos se declaran en huelga de hambre en Panamá

cubanos panama

Un grupo de seis emigrantes cubanos, entre los cuales hay varios que aseguran ser activistas del Movimiento Prodemocrático Pedro Luis Boitel, se declararon en huelga de hambre este sábado 28 de enero en la localidad de Laja Blanca, Darién, Panamá.

Otro grupo de 13 hombres y cinco mujeres inició una protesta similar en un albergue para indocumentados en el que aseguran estar prisioneros, según un vídeo difundido en internet.

Uno de los seis cubanos de Laja Blanca, Arnaldo Pérez Aguilar, dijo que tomó la decisión de salir de Cuba por la persecución del régimen. Añadió que se sumó a la huelga de hambre por los continuos maltratos de las autoridades panameñas, las deportaciones hacia Colombia mediante engaños y otras violaciones de sus derechos por parte del Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) del país centroamericano.

“Hemos tomado esta medida por nuestra libertad, porque a Cuba no podemos volver”, dijo Pérez Aguilar.

Los detenidos en Laja Blanca manifestaron que el lugar donde los tienen no es un albergue, como lo describen las autoridades, sino una prisión donde se realizan conteos. Aseguraron que les han retenido los pasaportes y que, bajo la mentira de que los trasladarán a Ciudad de Panamá, los militares panameños los devuelven a la frontera con Colombia.

“Nos están montando en camiones y nos están soltando en el medio de la selva”, dijo Andy Mora, otro de los miembros del grupo.

“Nos dejan tirados sin alimentos, ni agua; nada les importa que haya heridos o enfermos. Nosotros buscamos la libertad, queremos seguir caminando, no nos queremos quedar en Panamá”, declaró a DIARIO DE CUBA José Alberto Llanes Rodríguez, quien también afirma ser un opositor al régimen.

‘Una cacería de cubanos’

“Una verdadera cacería ha desatado la guardia de fronteras de Panamá contra los emigrantes cubanos. Solo deportan a nuestra gente, a los de otros países los dejan seguir”, se quejó desde la localidad colombiana de Sapzurro Danilo Páez Cárdenas, de 32 años.

En los dos últimos días decenas de cubanos han sido abandonados en las montañas selváticas entre Colombia y Panamá. Bajo la orden “regresen por donde vinieron, acá en Panamá no los queremos”, militares panameños armados obligan solo a los ciudadanos de la Isla a regresar a Colombia, sin que medie ningún trámite de deportación ante las autoridades colombianas.

Los cubanos, por sus propios medios y atravesando de nuevo una selva plagada de guerrilla y bandas criminales del narcotráfico, han podido llegar hasta Sapzurro, un pequeño caserío de pescadores.

En las noches del 27 y 28 de enero llegaron a esa localidad 84 ciudadanos de la Isla deportados de Panamá. La comunidad los acogió de forma humanitaria, les brindó techo y comida.

“Algunos han llegado enfermos, con los pies en llagas y han sido atendidos por la única enfermera del poblado. Uno llegó herido, con un corte de cuchillo en las venas de las manos y fue necesario suturar. Acá la gente de Sapzurro los ha llevado para sus casas. Nuestra comunidad es muy solidaria, nosotros le brindamos ayuda a quien la necesite, no importa la nacionalidad, raza o credo religioso, nuestro viejos siempre nos enseñaron ser solidarios. Hoy por ti, mañana por mí, pero de seguir esto no tendremos capacidad para manejarlo”, declaró a DIARO DE CUBA José Escobar, inspector de Policía en la localidad.

Escobar confirmó que las deportaciones se han realizado sin trámites entre las autoridades de ambos países.

Entre los deportados, se encuentra Roberto Rojas, quien intentó dos veces salir de Cuba en balsa, pero en ambas fue interceptado por guardafronteras. La última fue en 2006. Purgó cuatro años de cárcel.

Rojas dijo que al ver que las autoridades panameñas lo estaban subiendo a un avión, se intentó suicidar cortándose las venas. “Poco les importó a los guardias mis súplicas, yo les decía que si me devolvían para Cuba era mejor morir. En un momento de desespero me herí los brazos y aun así me montaron en el avión sin atención médica”, relató.

“Gracias a Dios, acá me llevaron de inmediato al centro de salud, donde me atendió una enfermera y me cogió los puntos”, agregó.

Roberto Rojas dijo que de los cubanos deportados desde Laja Blanca algunos volvieron a coger la selva; otros, que tenían dinero, regresaron para Turbo, Colombia. Allí buscarán la forma de llegar por el océano Pacífico a Panamá. Solo dos han decidido regresar a Cuba.

“Yo no sé qué hacer ya. Igual a mí hay miles de cubanos regados por toda Sur y Centroamérica”, dijo Rojas.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1485728485_28522.html

También te puede interesar...

Loading...

0 comentarios

Deje su mensaje

Síguenos

Emilio Palacio

Investigación Dr. San Soberano

Estuardo Melo

Patricio Haro Ayerve

Dr José Luis Guerrero Martínez

Mario Pazmiño Silva

Carlos Rivera

Adrian Zabala

Carlos Sagnay De La Bastida

Jeanette Hinostroza