Madre de turista argentina asesinada en #Montañita cuestiona justicia en Ecuador

turistas asesinadas

La madre de María José Coni no ocultó su malestar por la segunda investigación que lleva adelante la fiscal del caso, María Coloma Pazmiño, donde se obtuvieron resultados de ADN negativos en estudios a  policías sospechosos.

Los familiares de María Jose Coni (22) y Marina Menegazzo (21), las chicas mendocinas asesinadas en Montañita , Ecuador, en febrero de este año, no ocultan su malestar y preocupación con la segunda investigación del doble femicidio, más allá de las condenas históricas del primer debate, ya que hay pruebas que se “desvanecen” y por ende se caería la realización de un nuevo juicio.

El principal cuestionamiento, que ha hecho enfrentar por estas horas a la madre de María José Coni (Majo), Gladys Steffani, con las autoridades de la justicia ecuatoriana, entre ellas, la fiscal que lleva el caso María Coloma Pazmiño, es por el resultado de los estudios de ADN que se realizaron a un grupo de policías y otros sospechosos del crimen. Según la mamá de la joven asesinada, por información de primera mano de la Fiscalía, los cotejos dieron negativo, lo que marca un camino cada vez más difícil para la hipótesis familiar de que “hay personas de más arriba involucradas en los homicidios”. De hecho, no descartan que hayan sido víctimas de una red de trata o haber sido silenciadas por un grupo narco por sus perfiles antidrogas.

“Acá nada está claro, pero los resultados son esos y ya se saben; no le tengo miedo a nadie y nadie me va a callar”, expresó al diario La Nación Steffani, quien en su cuenta de Facebook dejó saber la información, lo que provocó el enojo de la funcionaria judicial ecuatoriana, quien asegura que el informe de los test todavía no está concluido.

La mamá de Majo expresó: “40 años de cárcel a los autores del crimen de mi hija no me provocó ningún alivio, lo dije cuando finalizó el juicio, con eso el Estado de Ecuador pensó en la histórica condena y caso resuelto para ellos, no para mí. Hace 30 días se realizaron ADN a un par de policías y otros dos supuestos sospechosos, anoche recibí la noticia de resultados NEGATIVOS. Fue tan pésima la investigación y declaraciones del primer fiscal, del Sr. Ministro del Interior JOSE SERRANO y aun del presidente CORREA, donde según ellos el caso estaba resuelto. Hay mucho más para decir, lo iré declarando día tras día”.

Por su parte, la fiscal del caso, molesta con las declaraciones de Steffani, arremetió: “Sé que a nadie provoca alivio una pena tan fuerte por la pérdida de una hija y más aún en las condiciones en las que fallecieron. En primer lugar debo decirte que divulgar una información de una investigación previa es penado en Ecuador, y al respecto de lo que escribes y pides divulgar, es incoherente con lo que manifiestas que para el Estado Ecuatoriano el juicio terminó con la histórica condena y a renglón seguido afirmas sobre que se realizó un ADN…Eso desvirtúa tu comentario ya que para el Ecuador no terminó el caso, hay una investigación previa bajo mi responsabilidad y me interesa saber quién dice esa mentira ya que en el expediente aún no hay resultado alguno de la pericia realizada a varias personas ecuatorianas y faltan más incluidos extranjeros”.

En agosto, luego de la histórica sentencia a 40 años de cárcel para el autor material del crimen, Segundo Mina Ponce, de 34 años, y para el coautor, Aurelio Eduardo “el Rojo” Rodríguez, de 39, se supo del comienzo de una nueva investigación ya que existían elementos para avanzar. Comenzaron a realizarse pericias sobre una toalla roja y un palo con sangre que reportaron un patrón genético diferente al de los autores del hecho, además de recabar más testimonios de quienes vieron con vida a las chicas las últimas horas antes de morir, para dar con todos los partícipes de los asesinatos, sobre todo durante el traslado de los cuerpos al descampado donde fueron encontrados y evitar que haya encubrimiento.

Las jóvenes eran estudiantes universitarias, muy solidarias y amantes de los viajes. La investigación dejó en claro que fueron drogadas, golpeadas, una de ellas abusada y la otra tajeada, hasta morir. Sus cuerpos fueron hallados días después envueltos en bolsas plásticas en un sitio retirado de la playa. Desde ese momento comenzó la desesperación y la lucha por justicia. Las contradicciones e irregularidades en las pesquisas oficiales hicieron que las familias se convirtieran en las propias investigadoras del crimen de sus hijas.

 

 

http://jornadaonline.com/Mendoza/163921-Gladys-Steffani-cuestiona-a-la-justicia-ecuatoriana

También te puede interesar...

Loading...

0 comentarios

Deje su mensaje

Síguenos

Emilio Palacio

Investigación Dr. San Soberano

Estuardo Melo

Patricio Haro Ayerve

Dr José Luis Guerrero Martínez

Mario Pazmiño Silva

Carlos Rivera

Adrian Zabala

Carlos Sagnay De La Bastida

Jeanette Hinostroza